¿Falta de especialistas o falta de enfermeras?

Desde que tengo conciencia en ámbitos de salud, he escuchado, leído - e incluso - defendido la idea de que en Chile faltan médicos especialistas. Que la falta de ellos es la principal causa del estado actual de la salud pública nacional. Durante estas últimas semanas, pensando sobre qué tema escribir en el blog, me he estado cuestionando esto. 
Es fácil encontrar artículos en donde se explican las causas de la falta de médicos especialistas y las distintas y múltiples iniciativas de los distintos y múltiples gobiernos para mejorar esta situación: más becas, programas de generales de zona, convenios públicos-privados, apoyo a APS, etc. Sin embargo, los índices de satisfacción usuaria son cada vez peores, la carga de enfermedades crónicas va en aumento. Hace solo algunos días se conocieron los resultados del SIMCE de Ed. Física en 8° básico que reveló que casi la mitad de los niños tiene obesidad o sobrepeso (link). En mi práctica habitual, veo como la gente consulta en los servicios de urgencia por temas que podrían haberse resuelto en otras instancias  de control ambulatorio. O más bien, por falta de control. Veo como los pacientes son atendidos y "controlados" 1 o 2 veces al año por el médico especialista, en especial a las relacionadas con patologías cardiovasculares. Fallas, o ausencia, de programación de pabellones o de consultas ambulatorias, estadías pre-quirúrgicas elevadas, adquisición en equipamiento o insumos sin relación a una planificación definida, falta de control financiero-estratégico, entre otros.

Es, a estas alturas, obvio que faltas médicos especialistas para atender adecuadamente las necesidades de la población. Es una frase casi pre-hecha, paradigmática: "faltan especialistas". La televisión, los diarios, la radios y otros medios habitualmente escriben y comentan sobre ello. Si todo el mundo lo menciona, debe ser verdad, no? Esta debe ser la solución a la Salud Pública!
Pero perdónenme poner en duda esta aseveración. Es más, plantear otra frase paradigmática: "lo que faltan son enfermeras".

No quiero entrar en la discusión de cuántos médicos o enfermeras hay por 1000 habitantes, basado en los estándares de la OCDE, por ejemplo (informe MINSAL). Que si faltan profesionales y técnicos en el sector público, eso es un hecho. El tema es cuál de ellos genera el mayor impacto y beneficio a la población? A mi juicio, la Enfermera es quien genera mayor valor público, en menor tiempo y mayor cobertura. Es un tema de eficiencia.

Pero quiero aclarar un punto: para que una enfermera genere este valor público, tiene que ser gran impacto (afectar a muchas personas), y debemos precisar el ámbito de competencia en la cual se debe dar esta instancia: Gestión e Investigación.
Es cierto, estas áreas están algo dejadas de lado, en beneficio de otras como la asistencial propiamente tal, en donde notamos una clara concentración de enfermeras en temas intrahospitalarios o de "hacedor de cosas". Probablemente la mejor remuneración en estas áreas, el énfasis (casi dogmático) en pre-grado de "manualidades" o la ausencia de cupos en otros sectores sean factores relevantes. Mencioné atención primaria? Pero el tema es que se forman e invierten recursos más en tratar las enfermedades que en prevenirlas o mejorar las condiciones sanitarias de una población. En definitiva, se prestan servicios a la población enferma quedando en déficit la población sana.

Las políticas y las decisiones estratégicas en salud se deben basar en ámbitos de evidencia científica y con bases teóricas sólidas, situando al paciente en el centro de todo. La gestión sanitaria es de Enfermería, por añadidura. Lo voy a expresar en otras palabras: Enfermería es la profesión que debe liderar los ámbitos de control de gestión en la salud, a fin de obtener el logro de los objetivos estratégicos planificados (como estos por ejemplo).

Ciertamente faltan médicos, enfermeras, tecnólogos, nutricionistas, técnicos. Hay deficiencias en otros tipos de recursos. Sin embargo, a pesar de ello, aún hay un espacio de mejora considerable si se administrasen de buena forma (ejemplo 1ejemplo 2ejemplo 3). El fortalecimiento del rol de Enfermería en la gestión central, de las redes asistenciales y de las distintas organizaciones es crítico para mejorar los distintos procesos involucrados en la atención de la población, así como mejorar la eficiencia operacional no solo de las propias instituciones, sino que del sistema de salud en general. Pero claro, no es lo único que habría que hacer...

Comentarios

Artículos más populares

Aplicación de la teoría de colas en la gestión de pacientes

Aplicación de metodología LEAN en la gestión de casos GES

¿Son eficientes los hospitales públicos de Chile?

¿Cómo evaluar el desempeño de un hospital en GES?