Reuniones apreciativas

¿Por qué pensar siempre en que el desarrollo de una institución debe hacerse en torno a “problemas” que resolver?

En las organizaciones es habitual que para que exista una toma de conciencia de que algo debe cambiar debe ser un “problema”. Es una creencia que no tiene otro fundamento que su arraigo entre la gente. Se profundiza con otra, que lo que está funcionando bien no hay razón para modificarlo. Esto conduce, inevitablemente, al deterioro de ese aspecto por falta de mantención o actualización llegando a ser la preocupación cuando cae en la bolsa de los problemas. Por lo tanto, ¿es sólo esto el motor del cambio? o ¿hay que buscar una nueva mentalidad que modifique el paradigma de la gestión del cambio con valores que propicien la pro actividad y la innovación permanente?


La indagación apreciativa (Subirana y Cooperrider, 2013) se basa en la afirmación de que una organización es un “éxito” que se debe aceptar más que “un problema” que se debe resolver. En el día a día suceden muchos “éxitos” que van construyendo el avance hacia el logro de sus objetivos.

A contar de la semana anterior, comencé a cambiar el foco de mis reuniones hacia un enfoque apreciativo, basado en esta teoría de la "indagación apreciativa". En estas reuniones me pretendo concentrar en las fortalezas, tanto del grupo como de cada persona. Dialogar y conversar, diseñar planes de innovación, experimentar y por qué no, errar. Recordemos que para lograr el éxito debemos equivocarnos muchas veces, aprender y aprehender de estos errores... esto es casi una regla.

Esta metodología y la implementación del proceso consta de algunos pasos:
  1. Adoptar una actitud positiva: No pensar tanto en problemas. Lograr esta actitud hace necesario trabajar elementos propios de la cultura de la institución en lo que se refiere a buscar una mentalidad más positiva frente a la gestión del cambio organizacional.
  2. Fomentar el relato de anécdotas e historias positivas acontecidas en la organización. Incentivar los relatos.
  3. Identificar temas que surjan de los relatos y narraciones efectuadas
  4. Crear imágenes compartidas del Futuro. Aplicables, provocativas y colaborativas.
  5. Detectar formas innovadoras de construir el futuro. La creatividad es en esta etapa un momento central en la intervención.
  6. Realizar las intervenciones de cambio.
  7. Obtener retroalimentación y hacer seguimiento.

A contar de la semana pasada me di la oportunidad de ver las cosas de otra forma y de abrir nuevas posibilidades en mi organización. 

Comentarios

Artículos más populares

Aplicación de la teoría de colas en la gestión de pacientes

Aplicación de metodología LEAN en la gestión de casos GES

¿Son eficientes los hospitales públicos de Chile?

¿Cómo evaluar el desempeño de un hospital en GES?